Historia

#TodosPorCerroDeSanPedro

Un huachichil fue quien encontró la gran riqueza del mineral y quien lo comunicó al capitán Caldera y este a su vez lo informó para el descubrimiento a Juan de la Torre y Pedro de Anda; este último bautizó el lugar con el nombre de San Pedro del Potosí para honrar al santo de su nombre y por la semejanza de tal riqueza con la del Potosí, en Bolivia.

La población de Cerro de San Pedro remonta sus orígenes a una fecha anterior a la fundación de San Luis Potosí, el 4 de marzo de 1592 confirmaron la existencia de una zona privilegiada por sus minerales. El primer registro de minas fue el del capitán Caldera, quien tomó la mina y cateó llamándola “La Descubridora”.

El sitio rico en minerales valiosos, nada menos de oro y de plata carecían de agua suficiente tanto que para el beneficio de los minerales extraídos como para el abasto de la gente, además de grandes cantidades de leña para los hornos de fundición; por eso las haciendas de beneficio, los edificios administrativos y las viviendas de la mayoría de los mineros fueron ubicados en el valle, al poniente y concretamente en el pueblo de San Luis, que a partir de algunos años se iba consolidando.

Así tenemos que una vez descubierto el mineral de Cerro de San Pedro, al poco tiempo se comenzaron a poblar cerca del Cerro las congregaciones de Cuesta de Campa, Portezuelo, La Zapatilla, Jesús María, Calderón, Monte Caldera, San Francisco de Pozos (ahora Pozos), Divisadero, etc.

La actividad minera de San Pedro motivó el aumento de la Población, máxime que la minería era la actividad económica más importante de la Nueva España; llegó así una época de febril colonización que intensificó paralelamente la agricultura, la ganadería, el comercio, y los servicios de la región.

San Luis se fortaleció en todos los sentidos a tal grado que llegó a ser la capital del norte de la Nueva España y en 1621 fue considerada la tercera ciudad del virreinato por su importancia y riqueza.

Se dice que por el año 1902 sólo se trabajaban las siguientes minas “El Barreno”, con 15 hombres; “Socavón de la Victoria”, 200 hombres; “Las Catitas”, 200 hombres y la “Cocinera”, 285 hombres.

Años después de la Revolución Mexicana las minas del Cerro de San Pedro las trabajó la Compañía Metalúrgica Mexicana”; terminando su actividad en 1948.

Cerro de San Pedro ha sido visitado por diversas empresas para realizar trabajos de exploración, entre ellas GEOCON en el año 1970, Minera las Cuervas en el año 1976, Bear Creek en 1980, Grupo Peñoles en 1990. Y es en el año 1994 cuando llega la Minera San Xavier, la cual en la actualidad está en el proceso de su cierre integral de la actividad minera en el municipio de Cerro de San Pedro.